jueves, 6 de noviembre de 2014

MATCH DE COPA DAVIS ARGENTINA VS. U.R.S.S. (1985)

JOSE LUIS CLERC Y SU POLEMICO “FOOT FAULT”

Según las “Reglas del Tenis”, el umpire y el árbitro general son los oficiales en que descansa el principio de autoridad. El primero en lo referente a todas las cuestiones de hecho que ocurren dentro del court, todo el perímetro del estadio, cancha y tribunas incluídas. El segundo en lo atinente a cuestiones reglamentarias.

Vale hacer notar que los partidos de Copa Davis se juegan en un clima “enrarecido” producto de intereses y presiones. Aún antes de iniciar la serie, la elección de los jugadores y del capitán y las pautas aplicadas a la distribución de los premios, todo ello convertido en ejes de polémicas.

Esto determina un microclima de nerviosismo en que se entremezclan factores deportivos y económicos, sin contar la presión del público cada vez más divorciado de las normas de comportamiento

Pero más allá de los escándalos que obligaron a suspender algunos matches, Chile- Canadá en Santiago (1993), Chile-Argentina también en Santiago de Chile (1995), vale rememorar un incidente de características peculiares.

Merece recordarse por lo insólito, el episodio protagonizado por José Luis Clerc disputando el quinto punto del match Argentina-Unión Soviética (1985) en el B.A.L.T.C.. No era poco lo que estaba en disputa, pues jugaban la Reclasificación para el año siguiente y una derrota provocaría el descenso de Argentina a la “zona americana”.

Con el marcador igualado en dos puntos, José Luis Clerc disputaba el quinto set con Andrei Chesnokov ( ATP #195), con un marcadaor de 2 a 2 y 40 iguales, cuando el juez de línea, Gabriel Martín, cantó un “foot fault” o “falta de pie”, de primer saque contra Clerc. (“Historia del Tenis en la Argentina” de Roberto Andersen y Eduardo Puppo, tomo III “Copa Davis”, páginas 126/127).


A pesar que tan solo algunos minutos antes, el mismo juez de línea le había marcado otro “foot-fault” a Chesnokov, el público provocó un desorden de tal magnitud que obligó a la intervención de los tres italianos que dirigieron la serie (Nicola Pietrangeli como juez árbitro y Giuseppe DiStéfano y Luigi Brambilla como umpires o jueces de silla neutrales)*. Pietrángeli, en su condición de árbitro general y por las atribuciones conferidas en las Reglas de la ITF, tomó la polémica decisión de remover a Gabriel Martín de su puesto de juez de línea. ( ITF Copa Davis Reglamento. Capítulo VIII. Artículo 43 Juez Arbitro. Obligaciones. Inciso (f) Se asegurará de que se han nombrado todos los jueces de silla y de línea y a discreción suya, podrá nombrar sustitutos para cualquiera de ellos durante el curso de un partido. Inciso (g) Podrá sustituir a un juez de línea de falta de pie cuando él decida que se debe hacer un cambio.)

Finalmente, Clerc perdió el equilibrio, el punto decisivo y Argentina la serie.


En la conferencia de prensa Clerc, insólitamente, culpó a Martín de Gainza, director de la Escuela de Arbitros, quien había provisto a los jueces auxiliares del umpire. Clerc manifestó:“Los jueces no se dan cuenta de que no me perjudicaban a mí, sino al país. No se entiende que ellos, manejados por Martín de Gainza, se equivoquen en mi contra. Lo que pasa es que de Gainza no llegó a nada en el tenis y goza cuando sus jueces cantan malos mis tiros… Yo no pido que me los regalen, pero tampoco puedo entender que el resentimiento de una persona llegue a límites insospechados, como haber perdido la categoría en Copa Davis con fallos equivocados todos los días…”

Insólitamente, Martín de Gainza pasó a tener un rol protagónico incomprensible.

Martín de Gainza, primero de la izquierda

Consultado dos décadas más tarde por Eduardo Puppo, Clerc se extendió sobre sus deseos de ganar la Copa y su sentimiento de culpa adjudicándose la responsabilidad por la derrota. Las presiones que sufría en los días previos y durante la serie y que “me cantaron el foot fault que me sacó de las casillas. No pude más. Me costaba luchar contra el rival y encima, tenía que hacerlo con mis propios jueces de línea…” (“Historia del Tenis en la Argentina”, de Roberto Andersen y Eduardo Puppo, tomo III, Copa Davis, páginas 126/7).

A comienzos de junio de 2014, Martín de Gainza nos manifestó que en aquél momento se sorprendió por el tenor de dichas declaraciones, pues él se había limitado a enviar a los oficiales auxiliares. Agregó que mantenía relaciones cordiales con Clerc, a quien conocía a través del tenis además de haberlo tratado socialmente, y por la relación de amistad que unía a su hermana con la esposa de Clerc, quienes visitaban la casa familiar con cierta asiduidad. Agregó que “La Copa Davis se gana jugando bien y ello implica soportar la presión”. Considera que el tema de la “foot fault”, con connotaciones conspirativas, fue una excusa esgrimida al no poder soportar la derrota de la que se sentía responsable. “Batata era muy querido, muy buen tipo y querible, si no fuera por esta estupidez.” “Han pasado muchos años y este tema pudo haber sido conversado y olvidado, una verdadera lástima…”

Sorprende gratamente la actitud de Martín de Gainza, quien a pesar de los agravios recibidos, manifestó que para él este episodio había prescripto.

El propio capitán del equipo soviético, Shamil Tarpischev, reconoció como inusual que un juez de línea local cobre una falta de esta índole, contra un jugador local, en una instancia clave del partido. Un verdadero elogio.

Vale preguntarse, contra la opinión de muchos, si no es ponderable la actitud del Sr Gabriel Martín de haber fallado sin haber traicionado a su conciencia.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

Fuentes:
*ITF Copa Davis. Reglamento. Capítulo VIII. OFICIALES EN LA PISTA – artículo 42: Juez árbitro y jueces de silla. Designaciones- Inciso (a): “ Al menos 21 días antes de la eliminatoria el Comité de Copa Davis nombrará el personal oficial siguiente: (I) Un un juez árbitro y dos jueces de silla neutrales para cada eliminatoria del Grupo Mundial. (II) Un juez árbitro y un juez de silla neutral para cada eliminatoria del Grupo I de Zona. (III) Un juez árbitro para cada eliminatoria del Grupo II de Zona. (IV) Un juez árbitro y un juez de silla neutral para los Grupos III y IV de la Zona.

** “Historia del Tenis en la Argentina” de Roberto Andersen y Eduardo Puppo. Primera edición, 2012. Talleres grupo Maori, Vicente López, Buenos Aires, Argentina.

sábado, 2 de agosto de 2014

El PUBLICO: UN NUEVO PROTAGONISTA

AUTORIDADES DE LA ITF EN COPA DAVIS

Los oficiales designados por la ITF, máximas autoridades para asegurar el normal desarrollo de los matches de tenis, cobran una especial importancia en los torneos por equipos, Copa Davis incluída.

Habíamos puntualizado, en entregas anteriores, que el umpire o juez de silla es la máxima autoridad en las cuestiones de hecho que se pudieren suscitar en un partido y que es el árbitro general quien toma decisiones inapelables en materia reglamentaria.

Pero esta regla de la ITF sufre una variación, pues “En las competiciones por equipos donde el juez árbitro esté sentado en la pista, él también será la autoridad final en cuestiones de hecho. (Apéndice V- “Funciones de los jueces en la pista”).
http://www.itftennis.com/media/136150/136150.pdf

Esta aclaración merece resaltarse, pues la actuación de las autoridades en los partidos de Copa Davis es realmente decisiva para asegurar el normal desarrollo de las series. Ello porque el tema del comportamiento del público cobra vital importancia, pues son comunes los desbordes que muchas veces impiden el desarrollo de los partidos en un clima de normalidad y respeto.

Por tratarse de una competición por equipos representativos de naciones, ello genera un clima proclive a desórdenes y hostigamientos, producto, en muchos casos, de rivalidades y de un falso nacionalismo del público espectador. Esto demanda un actitud firme y severa por parte de las autoridades designadas por la ITF, a fin de prevenir y evitar situaciones indeseadas.

Merece señalarse que estos sucesos suelen producirse, generalmente en las instancias finales de Copa Davis o en aquellos matches que se juegan por la permanencia.

+

La popularización del tenis generó la asistencia de un nuevo perfil de espectadores, que, en muchos casos, lejos de seguir las alternativas del juego con moderación y respeto pretenden crear un clima “enrarecido” para favorecer al equipo local, excediendo los límites al genuino derecho de alentar a su equipo y hostigando deslealmente a los rivales, procurando molestarlos y desconcentrarlos.

Es responsabilidad de la federación de tenis local asegurar que el match se desarrolle en un ámbito que preserve la seguridad de las autoridades, jugadores y público en general

En este sentido, todos los actores, deben contribuir con conductas prudentes y mesuradas encauzadas a neutralizar los desbordes que en ocasiones han tenido ribetes escandalosos.

+

Lo expuesto nos hace rememorar los graves incidentes del match Chile vs Canadá, jugado en Santiago de Chile, en abril de 1993, por la permanencia en la zona 1 americana. Este episodio cobra vital importancia porque siete años más tarde, también en la ciudad de Santiago, los tumultos generados en el match Chile vs Argentina, obligó al retiro del equipo argentino por falta de garantías en razón de las agresiones padecidas. Recuérdese el sillazo que recibió en su cabeza el padre del jugador Mariano Zavaleta, que obligó a su atención médica.

Revista del Deporte, Lunes 3 de mayo de 1993
(Click en la imagen para ampliar)

Martín de Gainza, quien se desempeñó como árbitro general del partido Chile vs Canadá, rememora los incidentes que le obligaron a suspender el match. Cuenta que la serie se desenvolvió en un clima de inusitado desorden, pues cuando los canadienses iban a sacar o pegar un “smash” recibían un irritante griterío y ni que hablar de las “pelotas dudosas”. Una incesante lluvia de proyectiles no pudo ser detenida a pesar de las serias advertencias de los oficiales de la ITF, del propio capitán chileno Belus Prajoux, de los jugadores locales y de las “tibias” recomendaciones de autoridades de la Federación chilena de tenis.

Así se llegó al tercer punto, que increíblemente debió jugarse con el court rodeado de carabineros.

Ya jugado el cuarto match y ante tal desquicio, Martín de Gainza decidió suspender el encuentro lo que acrecentó la violencia del publico que continuó su desenfreno lanzando objetos contundentes de todo tipo. Furiosos acometieron contra el árbitro general que debió soportar insultos y agresiones, al igual que su esposa que lo acompañaba.

El periódico chileno “La Tercera”, graficó el incidente sin temor al absurdo: “….Hasta que el capitán canadiense (Pierre Lamarche) le mostró un proyectil al juez: un maní. De Gaínza suspendió la confrontación y dijo que ‘esto es intolerable. No existen las garantías para seguir con el partido. Temo por mi seguridad y por la de los jugadores visitantes. Es un clima de guerra el del público chileno. Esto parece Vietnam’".
http://www.latercera.com/noticia/deportes/2012/03/656-435008-9-historias-de-bochonos-y-rarezas-protagonizadas-por-el-deporte-chileno.shtml

Este burdo argumento es desmentido por el árbitro general y por el material fílmico, pues tendenciosamente, el periódico omitió los reiterados pedidos previos de silencio, la amenaza de suspender el partido y el griterío y la lluvia de “munición gruesa” caída sobre el rectángulo. La suspensión contribuyó a caldear aún más los ánimos, debiendo autoridades y jugadores extranjeros recibir protección policial.

+

Años más tarde, bajo el título “Es un público sin control, Martín de Gainza, árbitro argentino que fuera agredido en Chile en 1993”, el diario argentino “Olé” entrevistó al pólemico árbitro general.

Comentó que el partido de Copa Davis Chile vs Argentina, en el año 2000, le recordó los bochornos del match Chile vs Canadá (1993), algo así como la crónica de un final anunciado.

A siete años del suceso, Gainza rememora: “Recuerdo que a raíz de mi decisión, a los chilenos no se les quitó el triunfo que habían conseguido en la cancha, pero la Federación Internacional los castigó con una gravísima amonestación, algo pocas veces visto en la historia del torneo. Considero que esto se usará ahora como antecedente, y que les darán una suspensión peor que la que recibieron los paraguayos en la década del 80, cuando no pudieron ser locales por dos años después de los desórdenes que hubo en Asunción”.
http://old.ole.com.ar/diario/2000/04/08/r-00607e.htm
Edición sábado 8 de abril de 2000.

Del mismo modo, variedad de incidentes se produjeron en otros países. En Paraguay fueron muy graves y en Argentina hemos sido testigos de desórdenes y alborotos que nos han provocado vergüenza y que debemos corregir.

Es moneda corriente el hostigamiento del público local a las autoridades y a los jugadores visitantes, reprobando ruidosamente las decisiones de las autoridades en los casos de “pelotas dudosas”.

Ya estamos acostumbrados a los irritantes griteríos cuando los jugadores visitantes van a servir o pegar un smash; ello sin contar con los proyectiles que se arrojan. Martín de Gainza reconoce, durante los incidentes, las reiteradas recomendaciones del capitán y de los propios jugadores chilenos intentando encauzar el desorden.

Finalmente, a manera de resumen, atribuyó el clima de intolerancia a sectores de simpatizantes y periodistas. También habría influído que las localidades se habrían vendido a un precio muy reducido a fin de asegurar una alta concurrencia al Parque O’Higgins, donde se había disputado el match. Ello habría motivado la presencia de grupos ajenos al tenis.

Comentó ruiseñamente que ciertamente nadie podría resultar herido por un maní, pero sería ingenuo ignorar su significado simbólico, pues en los zoológicos se les arroja maníes a los monos. De todos modos ello no influyó en absoluto en su decisión de suspender el match, quedando simplemente como un fallido intento de ridiculizarlo.


+

No menos grave resulta la intervención de factores políticos en competencias deportivas. Así, el equipo de Túnez fue suspendido por la Federación Internacional de Tenis, para jugar la Copa Davis en 2014, después de haber prohibido a Malek Jaziri, uno de sus miembros, enfrentarse en cuartos de final con el tenista israelí Amir Weintraub en el torneo de Taschkent.

La ITF castigó a Túnez por considerar que no respetó la obligación de sus miembros de “no hacer ninguna discriminación basada en el color, la raza, la nacionalidad, el origen étnico o nacional, la edad, el sexo o la religión”.

La única forma de poner un dique a todas las manifestaciones que conspiran contra el espíritu deportivo es la severidad en las penalidades y hasta la exclusión de los países infractores.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

viernes, 25 de octubre de 2013

Mauricio Macri II

LA INCOMPRENSION DE LOS TEXTOS

Cansados de criticar el deplorable nivel de los estudiantes en la comprensión de textos, tanto por parte de las autoridades educativas de la Ciudad Autónoma de Buenos como por el mismo ingeniero Mauricio Macri, deseo insistir en un episodio que colma la capacidad de asombro.

Por ley N° 2502/07, de la legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se impuso el nombre Mary Terán de Weiss al estadio de tenis ubicado dentro de las instalaciones del Parque Roca. (ver en este blog “La insoportable ‘liviandad del ser’”).

Desde hace tiempo, tanto el macrismo como el presidente de la Asociación Argentina de Tenis, ignoraron esta circunstancia y, al menos Macri, continúa denominándolo “Estadio Parque Roca”.

Ahora resulta que a la estación de metrobús ubicada frente al Parque Roca le ha sido impuesto el nombre “Estación Estadio Parque Roca”.


Ciertamente hay un déficit en la comprensión de textos que va más allá de los estudiantes, pues Mauricio Macri, con estudios universitarios completos parece no poder comprender la mencionada normativa.

O será que por haber contraído nupcias con una “hechicera” , según sus propios dichos, él esté bajo el influjo de un “hechizo” que le impide comprender el texto y espíritu de la ley.

O será que Macri no sabe de la destacada campaña de la tenista de ideología peronista, aún siendo él peronista confeso.

Creo que esta insistencia de su parte lo pone al borde de la insolencia, pero él no cede. Por otra parte, apela a un discurso de convivencia y conciliación cuando el kirchnerismo le tuerce el brazo.

La mencionada ley, sancionada en 2007, todavía no ha sido comprendida por el ingeniero, por ello antes que insinuar su nula comprensión del texto legal, en un acto de misericordia, prefiero pensar que está bajo el influjo de un “hechizo” que lo obnubila.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

martes, 15 de octubre de 2013

Mauricio Macri

LA INSOPORTABLE "LIVIANDAD" DEL SER

Al mejor estilo “Susana Giménez” en una premeditada muestra de ingenuidad y majadez, el Lord Mayor de la ciudad autónoma de Buenos Aires, no termina de aceptar que el el estadio ubicado en el Parque Roca lleva por nombre “Mary Terán de Weiss”.

Ello no responde a un capricho, por el contrario, el nombre de la tenista, afín al peronismo, fue impuesto por Ley N° 2502/07 de la Legislatura de nuestra ciudad.

Ya en el pasado, dirigentes del Pro, desde sus cargos oficiales y el propio presidente de la Asociación Argentina de Tenis, en un peculiar ejercicio de distracción, ignoraron esta circunstancia, como si algo o alguien no existiera por el solo hecho de no mencionarlo.

Podrán seguir imprimiendo las entradas de los torneos asignándole al estadio el nombre “Parque Roca”, pero aún los que no siendo peronistas, como el suscripto, despojados de toda connotación autista sabrán llamar las cosas por su nombre.

Para los neófitos, es bueno recordar que Mary Terán de Weiss fue, por lejos, la mejor tenista argentina durante las décadas de los ’40 y los ‘50. Su valoración pasa por lo que hizo en la cancha, su cosecha de medallas en los Juegos Panamericanos, su obtención de la la copa “Consolation” en el torneo de Wimbledon y una enorme cantidad de triunfos deportivos en canchas argentinas y extranjeras.

La Honorable Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires consideró que, por sus méritos deportivos y personales, el estadio ubicado en el Parque Roca debía llevar su nombre.

Pero hemos asistido a todo tipo de chicanas para omitir lo que es público y notorio. Y una de ellas es haber impuesto a la parada del Metrobús, frente al complejo deportivo, el nombre “Estación Estadio Parque Roca”.


Estas actitudes contradicen el reiterado discurso de Macri y de la dirigencia del Pro con sus continuos llamados al diálogo, al entendimiento y a la conciliación de discrepancias, claro que expresado cuando siente el rigor de la intransigencia kirchnerista.  Los hechos nos  demuestran que su actitud dialoguista y de consenso no es más que un cliché.

Con su característico estilo,  propio de quien carece de espíritu democrático para presentar un proyecto de ley en la legislatura porteña para proponer cambiar el nombre del estadio,  Macri nos tiene acostumbrados, una vez más, a un estilo que se asemeja por lejos más a  un dirigente de fútbol que a un político de raza.

Que recuerde que el propio presidente de la Asociación Argentina de Tenis, Arturo Grimaldi, quien también supo ignorar a la tenista, debió humildemente acudir el 7 de noviembre de 2012 a la Cámara de Diputados y en un acto de contrición reivindicó a Mary Terán, llamó a la concordia e invitó a la tolerancia más allá de las banderías políticas. Se podría decir que tuvo que agachar bien el lomo; quizás Macri termine recorriendo el mismo camino.


Mientras tanto, Mauricio anda a los saltos por la vida con su discurso vacío de contenido, ajeno a la realidad de las grandes mayorías, producto de su formación en el Cardenal Newman y la Pontificia Universidad Católica Argentina, gambeteando las numerosas causas que le fueran incoadas y de las que pudo zafar por sus influencias, poder económico…y por algunos miembros del poder judicial que deberían estar en el banquillo de los acusados por denigrar la institución.

Es notable advertir que su mayor cosecha de votos la obtuvo en las circunscripciones electorales del norte de la ciudad, habitadas por una población ligada al poder económico, y curiosamente, también en las del sur (Boca, Barracas y barrios marginales) en que el politizado electorado optó por recordar los triunfos xeneises a la hora de emitir su voto. Ello, al mejor estilo tercer mundista.

Me he cansado de decir que la política ha devorado al deporte y que los deportistas sobresalientes han sido utilizados como íconos de los sistemas políticos totalitarios.

Ello no invalida los méritos deportivos de esta figura legendaria y sus opiniones políticas podrían discutirse en los ámbitos pertinentes.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

jueves, 5 de septiembre de 2013

GUILLERMO CAÑAS: El perfeccionista


Fernando Rilo, figura emblemática del tenis en el Club Atlético Vélez Sarsfield, nos cuenta la temprana etapa de Guillermo Cañas, en que juntos integraban el representativo del club de Liniers en los interclubes.


Se puede advertir de su lectura lo imprescindible de una gran vocación y espíritu de sacrificio , tan importantes como el talento, para emprender  ese largo camino en la búsqueda de resultados, que no siempre llegan. Esta conjunción de factores, difíciles de reunir en un tenista, debe llamar a la reflexión pues, de lo contrario, podrán ser fàcil presa de entrenadores que "venden espejitos de colores".

Link a la nota del diario Olé, publicada el 6 de Agosto de 2002, página 26:  http://old.ole.com.ar/diario/2002/08/06/d-425576.htm



lunes, 8 de julio de 2013

Hacia la farandulización del tenis


En la página 10, del N° 232 de la revista “Grip”, he leído, con profundo estupor,  una nota titulada  “Los fantasmas del pasado”.

La profesionalización y difusión de los deportes, con el negocio económico que conlleva, está dando espacio para la cobertura de informaciones vinculadas a la vida íntima de sus protagonistas, que poco o nada tiene que ver con el deporte en sí mismo.

La revelación de acciones privadas de deportistas, además de violar la esfera de la intimidad personal, instala en la agenda conductas totalmente ajenas al deporte.

A la fecha, el aborto, con sus taxativas excepciones,  es un delito y pertenece al ámbito de los grandes debates que debe darse la sociedad toda.

Siendo moneda corriente los casos de dóping y de las apuestas, el tema de la interrupción de los embarazos por los deportistas, ha sido, hasta ahora, inexplotado, pudiendo redituarle a “Jimbo” suculentos beneficios económicos.

Este tema debe tratarse con la máxima seriedad por sus connotaciones  científicas, religiosas, jurídicas,  morales, éticas, que merece ser discutido en foros científicos por prestigiosos especialistas de opiniones calificadas.

La cantidad millonaria de abortos diarios en el mundo provoca altísimos índices de mortalidad tanto en el feto como en sus madres. Por ello asquea plantear este tema con nombre y apellido, con la certeza que esto no significará aporte alguno a la solución del problema, generando un escándalo además de un incremento en la venta de ejemplares.

Es inaceptable tratarlo a la ligera por su gravedad, al punto de estar tipificado como delito en el Código Penal Argentino y de muchos otros países, con la salvedad de expresas causas no incriminatorias. Más allá de las opiniones personales, nos obliga a la información, reflexión y a un fecundo cambio de argumentos.

El tema de los contenidos acucia a la prensa argentina en todos sus medios. Es inconcebible los horarios y la cantidad de minutos invertidos en temas irrelevantes y de carencia intelectual y moral.  Sus defensores argumentan que sus elevados ratings evidencian el interés de grandes mayorías, a lo que podría responderse con aquello de : “Que millones de moscas coman mierda….”

Estas temáticas demuestran la falta de fiscalización de la mayoría de los medios argentinos de comunicación, por parte de las instituciones competentes.  Valga como reconocimiento el canal “Encuentro” por su aporte al conocimiento y la cultura, más allá del tratamiento discutible de algunas temáticas.

El Estado Argentino está en deuda al no incentivar la difusión de temáticas que contribuyan a la difusión de la cultura, que generan interés y enriquecimiento intelectual.

Desgraciadamente, asistimos como el deporte ha iniciado su incursión en ese ámbito “periodístico” de mal gusto, vulgaridad, de imágenes y contenidos reprobables.         

Hoy Connors, ayer Lance Armstrong y André Agassi, verdaderos ídolos de varias generaciones, merecen nuestra repulsa, como la de muchos dirigentes que suelen perder de vista los elevados objetivos del deporte.

Creo que el Estado debería recurrir a especialistas en comunicaciones para elevar los niveles.   

Este fenómeno de la industria del escándalo nos recuerda una frase de Simone de Beauvoire : “Lo más escandaloso que tiene el escándalo es que uno se acostumbra”.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

lunes, 15 de abril de 2013

Andre Agassi / Lance Armstrong
IDOLOS DE BARRO

Realmente sentí estupor después de leer en “Grip”, N° 229, página 11,  la nota titulada “Andre te creía, Lance” las  insólitas declaraciones del retirado tenista luego de enterarse que el ciclista estadounidense Lance Armstrong había reconocido públicamente haber consumido estimulantes prohibidos.


Agassi, en su libro “Open” había admitido la ingesta habitual de sustancias prohibidas desde su juventud y a lo largo de su carrera profesional. Pero al conocer la confesión pública de Armstrong expresó estar decepcionado y con ira, como si él tuviera algún grado de autoridad moral.

Por ello exaspera su exigencia de mayores controles para garantizar la “transparencia”, cuando  supo apropiarse de títulos y premios dinerarios empleando medios ilícitos, sin contar con la estafa moral a sus fans y al mundo tenístico todo.

La prensa especializada, una vez más, omite repudiar las manifestaciones de Agassi, limitándose a reproducirlas sin emitir juicios de valor. Ello es insuficiente, no basta con publicar las confesiones de su inconducta, que en poco tiempo pasará al olvido de la mayoría.

Téngase en cuenta que ambos tramposos han sido idolatrados por multitudes y los medios  deben contribuir a desmistificarlos por haber utilizado atajos para violar las reglas deportivas observando conductas que merecen la reprobación moral y legal.

Especialmente es enervante el caso de Armstrong,  exhibido como ejemplo de quien supo superar la adversidad de su disminución física en base a fortaleza mental, coraje y determinación.

Provoca aún más fastidio saber que ambos fundaron, en 2007, la asociación “Athletes For Hope” para ayudar a deportistas profesionales a recaudar fondos, por lo que Agassi se siente todavía más decepcionado y triste ante toda esta situación.


Agassi, un auténtico caradura!!!

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

Nota del autor: ver en este mismo blog “André Agassi : una profunda decepción.”

viernes, 1 de febrero de 2013

Juan Martín Del Potro
UNA OPINION INDEPENDIENTE

Luego de la derrota ante República Checa hemos asistido a una comedia en demasiados actos, que aún hoy continúa.

A las abundantes declaraciones y especulaciones se sumó  el mismo presidente de la I.T.F.  Francisco Ricci Bitti, quien afirmó “Cuando no tienes un espíritu de equipo en esta clase de torneo se te complica la vida”.

Claro que el presidente de la A.A.T., Arturo Grimaldi, fue un poco más allá declarando en un verdadero “mea culpa” que “Nos falta espíritu de equipo, y me incluyo. Yo lo atribuyo a cómo somos los argentinos”.  (ambas declaraciones en diario La Nación del miércoles 21 de noviembre de 2012, sección deportes, página 8).

¿Acaso Grimaldi entra a la cancha o ayuda a formar el equipo o interviene en el planteo táctico?  No pretendo desmentirlo, pero desde su función cuesta creerlo. Pero siendo cierto, para qué se introduce agregando un factor más de desunión a un grupo de profesionales que por lo menos debería hacer “psicoterapia de grupo”.

Resulta inaceptable que el Sr Grimaldi atribuya su propio demérito a todos los argentinos. En lo personal, considero que ello, además de injusto, no condice con la realidad.

En medio de tanto parloteo que nada esclarece, encuentro reveladora la carta de lectores, publicada por la revista especializada “Grip”, en su edición N° 227 y que suscribe el Sr Tomás Esquivel, que se reproduce.  Éste lector exterioriza un estado de “sospecha” que podríamos encuadrar como verosímil.




Mientras tanto, ya próximo el carnaval, el capitán proclama públicamente que del Potro tiene “las puertas abiertas” para reintegrarse.

Claro que con esta metodología se seguirá violando el principio de autoridad, aceptándose el incomprensible y errático comportamiento de del Potro.

Es para convencerse, una vez más el negocio ha devorado al deporte.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

miércoles, 7 de noviembre de 2012

El titular de la AAT pide disculpas en homenaje a Mary Terán de Weiss


El titular de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), Arturo Grimaldi, pidió hoy disculpas por una expresión poco feliz hacia Mary Terán de Weiss, en el marco de un homenaje realizado a la fallecida tenista debido a la presentación de un libro sobre su vida.

El homenaje se realizó en el salón Delia Parodi de la Cámara de Diputados y el autor del libro es el profesor Roberto Andersen, amigo de Mary Terán y de su esposo Heraldo Weiss, que fue capitán del equipo argentino de Copa Davis.

Intervención del Presidente de la Asociación Argentina de Tenis – Sr. Arturo Grimaldi

Diputada Maria Inés Pilatti Vergara:


Invito a hacer uso de la palabra, para explicarnos el alcance de ciertas versiones que surgieron los últimos días, sobre la compañera Mary Terán de Weiss.

Sr. Grimaldi:

Buenas tardes a todos.  Primero quiero agradecer a la diputada Pilatti Vergara y al diputado Sciutto por brindarme esta oportunidad. Voy a tratar de hablar con la mayor sinceridad y honestidad que pueda, con todos ustedes y creo que son varias aclaraciones. La primera, es que me parece intolerable y agraviante para todos los argentinos, no para los peronistas.  Para los peronistas y los NO peronistas, que alguien pueda ser perseguido por sus convicciones y sus decisiones políticas en un gobierno democrático.  Es absolutamente intolerable.  No hay posibilidad de convivir, todos los argentinos, si esto siguiera sucediendo. Me alegra que esté acá, reivindicando la figura de Mary Terán de Weiss y pudiendo decirles esto que estoy manifestando.  Quisiera también… pedir disculpas, creo que es importante, cuando alguien se equivoca, tener la valentía de poder decir que se equivocó.  No soy una persona intolerable y dije cosas de personas intolerables. Creo que la Argentina está viviendo momentos que en cierta manera, es como si estuviéramos repitiendo los errores del pasado, y a mí, no me gustaría repetirlos, al menos no personalmente. Así que reitero… vengo a reivindicar la figura de Mary Terán de Weiss y a agradecerles a todos ustedes por poder decir estas palabras.

Arturo Grimaldi.


Fuente: http://www.telam.com.ar/nota/42557/

viernes, 19 de octubre de 2012

Argentina vs República Checa

VIOLANDO EL PRINCIPIO DE AUTORIDAD

I.- INTRODUCCION

Del Potro, tras vencer a Stepanek, quejándose de los dolores en su muñeca derecha que estuvieron a poco de marginarlo de esta serie, manifestó  que "casi no pude usar el revés ni hacer winners. Pero el saque y la derecha me ayudaron".

Consultado Stepanek, expresó sus dudas que del Potro hubiera  jugado lesionado, diciendo: "yo lo vi absolutamente sano, como una persona entera".

Del Potro luego de vencer al checo, sollozando, declaró con una cuota de indisimulada demagogia que había hecho el esfuerzo de jugar por el público. Pero, a la hora de abandonar el barco, el lloriqueo no bastó para evitar la silbatina.

El caso es que del Potro adujo una lesión para no presentarse a disputar un punto decisivo de la serie, el día domingo, frente a Thomas Berdych.

Resultaba patético que Jaite, consultado el día sábado por la deserción del single 1, no supo responder a la prensa especializada porque no había sido informado. Más aún, pareció que él se estaba enterando en ese momento a través del periodista.

II.- LOS ECOS DE LA DERROTA


En la edición gráfica de diario Clarín del domingo 14 de octubre del corriente año, sección deportes, se lee bajo el título “El día que Jaite estuvo a punto de renunciar” la nota que firma Marcelo Maller. Subtitulada “El capitán les ofreció a los jugadores alejarse tras la derrota con polémica ante los checos.”

Seguramente Jaite es demasiada buena persona para lidiar con un algunos  desubicados que hartan a la afición con sus promesas de priorizar Copa Davis, presentándose como cruzados o “legionarios” dispuestos a ofrendar hasta la última gota de sudor y energía en la gesta por llevar la Copa Davis a las vitrinas de la A.A.T.

No quisiera detenerme en la interna del equipo  por estar ésta subordinada a intereses económicos, divismos y otras miserias humanas.

Según Maller, el enojo de del Potro se debió a que “nadie le había consultado  sobre la elección del capitán pese a que es ‘el as de espada’”. Más aún se unió al equipo cuando quiso y también lo abandonó cuando quiso.

III.- EL PRINCIPIO DE AUTORIDAD

Vale puntualizar dos cuestiones vitales, no tenidas en cuenta por dirigentes, cuerpo técnico y jugadores que es el principio de autoridad. El capitán debe ser seleccionado por la A.A.T. y no por los jugadores, quienes en esta edición impusieron a la dupla Jaite-Zavaleta. Los dirigentes acataron dócilmente, seguramente creyendo que así el grupo estaría unido y cohesionado, con mayores  chances de alcanzar el objetivo.

En segundo lugar es el capitán quien elige a los jugadores, quienes deben quedar subordinados a su autoridad, con el apoyo irrestricto de la A.A.T..

Ciertamente la Copa Davis tiene tal entidad económica que el avanzar a las instancias finales representa la financiación de numerosas actividades tenísticas, incluso las deficitarias. Y es acá donde encontraremos la explicación del por qué la dirigencia mira para otro lado a la hora de aplicar correctivos.

Recordemos que los legionarios hicieron saltar a Gustavo Luzza y a Modesto Vázquez, mientras que Mancini debió renunciar por los escándalos que precedieron y siguieron a la derrota sufrida contra España en Mar del Plata.

Ya las desavenencias entre Guillermo Vilas y José Luis Clerc nos habían demostrado que la copa no se puede ganar con jugadores enfrentados incapaces de integrarse como un equipo aunque fuera solo por tres días.

Si es tan grande el anhelo de los jugadores  por ganar la ensaladera, vale preguntarse porque cada año no arman sus calendarios en función de los matches de la serie, eligiendo las superficies y los períodos de descanso que les permitan llegar a las disputas en sus mejores condiciones físicas.

Vale recordar que “Copa Davis” es una competencia entre naciones, organizada por I.T.F. y son las asociaciones de tenis de cada país afiliado al máximo ente rector, quienes reciben los recursos dinerarios y tienen todas las atribuciones organizativas y de autoridad para elegir cuerpo técnico, escenario y reparto de premios .

 Volviendo a Jaite, él no debió  ofrecer su renuncia a los jugadores, por ser éste un ámbito reservado exclusivamente al capitán con la dirigencia.

Como remate de esta sumatoria de vergüenzas y ridículos, Marcelo Maller en la sección deportes del diario “Clarín” del miércoles 17 de octubre, invocando fuentes fidedignas, cuenta que del Potro “no estará a disposición del equipo por los silbidos recibidos ante los checos, su tensa relación con el capitán Martín Jaite y su propio calendario en el circuito”.

En cambio Nalbandián esta vez no generó escándalo ni conflicto alguno por una lesión que lo marginó. El “Rey David” ya tuvo varias ocasiones para exhibirse en sus facetas más negativas pero su ausencia, en esta edición, ha servido para mostrar que no es el único generador de conflictos.

Juan Martín del Potro, sin fotoshop, demostró sin maquillajes su peor versión.

Como corolario, del Potro no quiere hablar y tanto el capitán como la dirigencia afirman no estar informados.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

Nota del autor: Deseo excluir de estas apreciaciones a aquellos jugadores integrantes del equipo que por no ser “as de espada” ni “as de basto” seguramente fueron simplemente testigos y víctima de estos procederes.

lunes, 15 de octubre de 2012

Llamar a las cosas por su nombre

Carta de lectores publicada en el N° 224 de la revista "Grip"

Desde hace tiempo nos estamos acostumbrando a que la prensa especializada  mencione que las series de Copa Davis se juegan en el Parque Roca. Ello pese a que la ley  2.502 del 8/11/2007, de la legislatura porteña,  impuso al estadio ubicado en el Parque Roca el nombre de la reconocida tenista Mary Terán de Weiss.  

Su destacada trayectoria internacional excede su militancia política, por ello causan estupor las declaraciones del Pte.de la A.A.T., Arturo Grimaldi al periodista Marcello Maller (“La Tenista olvidada”, edición digital de diario Clarín del 18/09/12). Entre otros conceptos el Sr Grimaldi le manifestó “No tengo nada contra la señora, pero hubiera preferido que hubiesen puesto el nombre de alguien que una a los argentinos y no que los desuna.” 

Este tipo de juicio de valor, ajeno a la órbita de sus funciones,  no sólo no contribuye a su pretendido espíritu de unión, sino que es reprochable por su contenido discriminatorio.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

viernes, 28 de septiembre de 2012

Arturo Grimaldi
Política y deporte *

Por ley N° 2502 de fecha 8/XI/2007,  la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires impuso el nombre Mary Terán de Weiss al estadio multipropósito ubicado dentro del Parque Roca.

Sin embargo,  casi toda la prensa especializada y miembros del máximo ente rector del tenis, intencionadamente o no, continúan sin llamar al estadio por su nombre.

En la edición digital de Clarín del 18 de septiembre pasado, bajo el título “La Tenista Olvidada”, el periodista Marcelo Maller preguntó al presidente de la Asociación Argentina de Tenis, Arturo Grimaldi, porque en los 14 mil tickets emitidos para la serie contra República Checa, se había omitido el nombre de la tenista. En su respuesta Grimaldi aseveró:

“En todas las invitaciones que yo mismo hice para el palco oficial estaba su nombre. La verdad es que en las entradas no lo debe decir. ¿O acaso viste cuando vas a la cancha de Vélez que diga Amalfitani? No hay que ponerse quisquilloso. No tengo nada contra la señora, pero hubiera preferido que hubiesen puesto el nombre de alguien que una a los argentinos y no que los desuna".

Llama la atención el tenor de su respuesta porque más allá de sus predilecciones políticas,  que todos tenemos derecho a tener, al ser reporteado en su condición de presidente de la A.A.T., no debería emitir juicios de valor, sobre temas ajenos a su función y al objeto de la entidad que representa..

El estadio lleva su nombre porque Mary Terán, la primera tenista argentina de alto nivel internacional, rankeada entre las veinte mejores del mundo, se ganó el derecho por su extensa trayectoria en los courts. Es la dirigencia de la A.A.T. y la prensa especializada, quienes deberían conocer, mejor que nadie, de sus sobrados méritos deportivos. En cuanto a su militancia política, por su carácter extradeportivo, debería quedar en lo anecdótico.

El periodista no pidió a Grimaldi su opinión sobre la tenista, pero éste, imprevistamente,  se excedió al emitir un juicio  de contenido altamente discriminatorio.

Seguramente, si Grimaldi no ocupara tal cargo a nadie le importaría su opinión personal sobre Terán de Weiss. Pero, vale preguntarse si los clubes afiliados a la A.A.T. coinciden con el tenor de sus controversiales declaraciones.

Es hora de llamar al estadio por su nombre y acabar con la chicana de continuar con disimulo referirse a él como “Parque Roca”. Del mismo modo la calle Cangallo hoy se llama Presidente Perón, más allá de las preferencias políticas.

Por último, es válida la confrontación ideológica, pero  muy diferente es el ensañamiento con quien no cometió otro delito más que el de su militancia en un proyecto en que creyó. Y fue esa intolerancia la que la empujó a su abrupto final..

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

* Léase en este mismo blog : “Mary Terán de Weiss, acaso una injusticia irreparable?

martes, 25 de septiembre de 2012

Morea y un reconocimiento impostergable



Quienes sabemos algo del tenis de épocas pretéritas, consideramos impostergable la difusión de quien marcó una etapa del tenis argentino.

Esta reseña está al alcance de cualquiera ingresando a internet, pero ya sabemos que son muchos quienes acuden a este invalorable instrumentos para acceder a intrascendencias ajenas al conocimiento.

Morea es un verdadero ícono de una época en que el tenis era practicado por una minoría que hacía del “fair play” una inviolable regla de oro, más allá de las excepciones que nunca faltan.

La falta de difusión y los magros premios hizo que sus cultores tuvieran una auténtica vocación, sacrificando tiempo de su trabajo, descanso y actividades sociales. Por supuesto no existía el profesionalismo y los medios de transporte demandaban largas y exhaustas jornadas.

No obstante ello Morea pudo ser campeón en su época y a la vez completar sus estudios de agronomía. Porque a pesar lo lo que sostienen muchos gurúes, detectores de talentos, se puede competir y estudiar.

Nacido el 11/4/1924 , fue campeón argentino en dobles y mixtos desde los veinte años hasta 1960.

Obtuvo tres medallas en los Primeros Juegos Panamericanos disputados en Buenos Aires en 1951, de oro en single y dobles y de plata en dobles mixtos. En 1955, durante los Panamericanos de México obtuvo las tres medallas de platas en todas las especialidades.

Fue jugador y capitán del equipo argentino de Copa Davis entre 1948/1958.

Sería largo enumerar los títulos obtenidos en Argentina y América del Sud a través de toda su campaña. Fue  el #1 de Sud América en singles y dobles.

En 1946 fue finalista en doble masculino en pareja con el legendario Pancho Segura Cano contra la dupla integrada por Marcel Bernard e Ivon Petra.

En 1953 fue finalista en Roma y semifinalista en Roland Garros. Ese mismo año la I.T.F. lo eligió entre los diez (10) mejores del mundo, aunque todavía no regía el sistema de puntajes.

Fue campeón en Roland Garros, torneo de Grand Slam, en doble mixto en pareja con la estadounidense Barbara Scofield, derrotando a la pareja conformada por Bill Talbert y Patricia Canning Tood.

Llegó a las finales en Wimbledon en las siguientes ediciones :

  • 1952 en pareja con la australiana Thelma Long contra Doris Hart y Frank Sedgman.
  • 1953 junto a la norteamericana Shirley Fry versus Doris Hart y Vic Seixas
  • 1954 con la estadounidense Louise Brough vs. Doris Hart y Vic Freixas

Fue árbitro en las series de Copa Davis, llegando a dirigir tres finales :

Rumania v. Estados Unidos (1972), en Bucarest, Chile -Italia (1976), en Santiago de Chile y Estados Unidos-Italia (1979) en San Francisco.

Fue durante varios períodos presidente de la Asociación Argentina de Tenis, actualmente nominado presidente honorario de dicha entidad. Asimismo, se desempeñó en diferentes cargos de la Federación Internacional de Tenis (I.T.F.) además de ser socio honorario del All England, club organizador del Abierto de Inglaterra que se juega en el estadio de Wimbledon, sede de dicho club.

A Enrique Morea le tocó vivir una época en que el fair play era un valor que excedía con creces al exitismo de nuestro tiempo. Tiempos en que el deporte era una práctica que no excluía el desarrollo intelectual, el aprendizaje de una profesión u oficio.

Esta breve nota tiene como única pretensión narrar,  en una apretada síntesis, la campaña deportiva de quien fue un sobresaliente jugador ignorado por muchos por falta de difusión. Sus resultados eximen de todo comentario , quedémonos con su semblanza deportiva y evitemos odiosas y patéticas comparaciones.

Ernesto Socolovsky
ernestosocolovsky@eximtrade.com.ar

domingo, 5 de diciembre de 2010

Nalbandian y su imagen devaluada


Tras el bochornoso match final contra España por la Copa Davis, David Nalbandián debió acudir a un asesor de imagen y así durante una temporadita conocimos a otro Nalbandián, al “Rey David” que todos esperábamos ver.

Pero pasó el tiempo y abandonó ese breve período de recato y moderación que más allá de los resultados, nos hizo creer que había madurado y se merecía nuestro reconocimiento como exitoso jugador pero muy especialmente por sus condiciones personales.

Quienes no pertenecemos a su círculo íntimo desconocemos como se relaciona con el equipo de colaboradores que lo acompañan. Por supuesto no podemos hacernos eco de rumores que describen su comportamiento por lo menos como “desconsiderado” hacia quienes estoicamente lo soportan.

Pero el episodio de Lyon trascendió su intimidad por sus públicos exabruptos que tuvieron como foco al capitán de Copa Davis.

Como quien no sabe perder, gritó y pataleó, seguramente colmando la paciencia de Vázquez y de muchos que consideramos que los partidos hay que saber perderlos más que ganarlos.
Creo que la culpabilidad radica en la idolatría que le dispensan gran parte de los aficionados y mucha prensa especializada que lo trata con inusitada paciencia y hasta complacencia.

Creo que ya hemos tenido demasiado con Maradona, se debe preservar la imagen del país más allá de nuestro deseo de ganar la Copa Davis.

Son innegables sus dotes como tenistas y no debemos desconocer que dio todo de sí jugando por Argentina. Pero ser ídolo es mucho más y eso hay que recordárselo por su propio bien y por el cariño que le tenemos, pero por sobre todo por esa cantidad de chicos que buscan reflejarse en él.

Ernesto Socolovsky